Acapulco es la primera salida a la playa que se te viene a la mente cuando vives en el Centro del País, es la reina de los balnearios mexicanos y es el corazón del éxito turístico del país.

Exuberante de día y brillante por la noche, es una ciudad donde la fiesta nunca termina. Esta famosa ciudad de playa es quizás el destino turístico más famoso de México.

Recuerdo desde muy pequeña los comentarios de amigos y vecinos que platicaban sobre esas escapadas de fin de semana con la novia, la familia o los amigos hacia este singular puerto.

Mi primera visita la realicé cuando tenía nueve meses. Obviamente me llevaron mis padres y tuve mi primera experiencia con su mar y playa a tan tierna edad.

Ya más grandes, mis padres nos llevaron nuevamente y nos la pasamos genial entre las playas y en aquel entonces su famoso Cici.

Pero lo que más me gustó y disfruté a lo grande fue la experiencia de llegar a uno de los famosos hoteles en Acapulco, tal como turista internacional.

Ya más grande, el vivir la experiencia cambia sustancialmente.

Acapulco es una ciudad palpitante con un ambiente de carnaval alrededor del año. La ciudad está llena de turistas en cualquier época del año y si bien tiene algunos de los balnearios más chic del mundo, su  vida nocturna deslumbra a propios y extraños, principalmente a los jóvenes.

Para los que gustamos de la gastronomía mexicana con sabor costero, en este lugar podremos disfrutar de una cocina variada aunado a que se cuenta con una gran variedad de tiendas para complacer a cualquiera.

Cuando te sientas a ver las hermosas puestas de sol, no dejas de preguntarte ¿cómo era este lugar antes de todo este brillo que los humanos colocaron? ¿Cómo se habrá visto hace poco más de un siglo o en sus primero albores?

Al buscar un poco sobre sus orígenes vemos que Acapulco era originalmente un pequeño pueblo, antes de que los colonos españoles lo desarrollaran como puerto marítimo.

El puerto marítimo de Acapulco fue el centro del comercio internacional desde el siglo XVI.

La plata de México se comercializó por la enorme riqueza de Asia: especias, sedas, marfil, porcelana y gemas.

Los galeones españoles cargados con estos tesoros navegaron por Acapulco hacia las Filipinas, donde tuvo lugar el comercio.

Las flotas de las naves regresarían a Acapulco asombradas bajo su vasta recompensa.

La mercancía sería transportada hacia el interior de Veracruz, de donde finalmente era enviada a Europa para alinear las arcas españolas.

Los españoles construyeron el famoso Fuerte de San Diego de Acapulco como un poste centinela para proteger a los galeones del pillaje de piratas.

De hecho este fuerte fue reconstruido en la década de 1780 después de un terremoto.

Cuando España se retiró de México a principios de 1800, Acapulco permaneció por más de un siglo con una vida sencilla y tranquila en donde los lugareños vivían a un ritmo muy diferente a estas fechas.

La ciudad fue centro de atención comercial no solo a nivel nacional sino a nivel internacional una vez que se reconsideró su enorme potencial y apostaron con mejores servicios de transporte por carretera y aire dando paso a los grandes resorts y a toda la vida que hoy podemos disfrutar en esta ciudad.

Esto es por ahora Acapulco… un lugar para vivir y disfrutar.

Categories: Uncategorized

Related Posts

Uncategorized

Calidad y precio de la mano

Sin duda después de un largo año de arduo trabajo y esfuerzo todos esperamos con grandes expectativas la temporada mas feliz para todo el mundo las gloriosas vacaciones, esta es una verdadera oportunidad para desconectarte Read more…

Uncategorized

Cuando las apariencias no engañan

Hace poco menos de un año, uno de mis mejores amigos me pidió ser su (best man) para su boda, por lo que acepté con mucho gusto y me fue un gran honor el haber Read more…

Uncategorized

El Programa Marino del Golfo de California: El Parque Nacional con Cabo Pulmo

Hace poco mi familia y yo visitamos uno de los lugares más hermosos de México donde el mar y el desierto compaginan sus historias y secretos otorgando toda una serie de diversas orografías y ecosistemas Read more…